Ya sea online o local, un servidor FTP es esencial para la transferencia de archivos. Conoce más en este artículo.

Desde que existe Internet, es que también existen los protocolos de transferencia de archivos. Uno de los más antiguos es el FTP, el cual opera desde el año 1971. De todas formas, es lógico pensar que esta forma de transferir información ha ido variando con el paso del tiempo, convirtiéndose en una de las utilizadas.

¿Cómo funciona el protocolo FTP? Es algo simple. Una persona abre desde su computador un programa cliente FTP, para conectar con otro que tiene un programa servidor FTP. Cuando la conexión se establece, el cliente tiene que autenticarse con un nombre de usuario y una contraseña; una vez que esto está hecho, ya se puede comenzar a intercambiar archivos.

Entonces, ¿por qué es bueno contar con un servidor FTP? Podemos crear uno desde nuestro propio ordenador, sin embargo, a veces es una buena alternativa contratar un servidor FTP, alojado de forma externa a nuestra infraestructura informática.

Diferencias entre FTP local y uno online

FTPLa decisión entre crear un servidor FTP local en tu ordenador o contratar uno online, dependerá de tus necesidades. Cada uno se puede ocupar para propósitos distintos, pero hay que tener en cuenta que también cada uno soportará cargas de trabajo diferentes.

Servidor FTP online

Si, por ejemplo, quieres crear una página web –que no tiene porqué apuntar a la descarga de archivos-, y va a soportar un tráfico web grande, entonces la mejor alternativa es contratar un servidor FTP online. Esto, porque un servidor de estas características te permitirá realizar transferencias de datos a Internet, de manera rápida, usado junto al servidor web, lo que provocará una mejor experiencia a los usuarios de tu sitio o página web.

Un servidor FTP, operando junto a un servidor web, es la solución perfecta para poder gestionar una gran cantidad de datos. Asimismo, será capaz de aguantar una alta carga de trabajo y mucho tráfico web. ¿Dónde es más recomendable utilizarlos? En tiendas online, de manera que se pueda gestionar rápidamente las ventas y las altas y bajas de los productos allí presentes.

Servidor FTP local

Este tipo de servidores cobran relevancia cuando se quiere hacer una transferencia de archivos de forma directa. Pongámonos en el caso de que tienes un documento importante que quieres compartir con un compañero de trabajo. En este caso es mucho más simple que ambos instalen un software FTP específico.

Tal vez no conozcas el protocolo o que no estés familiarizado con él, pero de seguro lo has ocupado alguna vez. Muchos de los enlaces de descarga directa de archivos apuntan a ordenador que actúa como servidor FTP. En este tipo de casaos, es que, mediante el navegador, realiza la conexión de forma automática y solicita la descarga del archivo correspondiente.  Un ejemplo de esto, de servidor FTP, que has utilizado sin tener conocimiento es el servicio de almacenamiento online como Dropbox.

¿Ya tienes una idea más clara de lo que son los servidores FTP? Ahora sólo queda que descubras cuál es la opción que mejor se ajusta a tu sitio y a tus requerimientos.

Acerca del Autor