Cuando se origina una sesión de una sola página y no hay interacciones estamos ante un rebote. ¿Quieres saber más? Revisa el siguiente artículo.

¿Qué sucede si un usuario entra a una página web y la cierra sin hacer ninguna acción en ella? Probablemente no sirva en nada al negocio, esto es lo que analiza la tasa de rebote. Un rebote se produce cuando se origina una sesión de una sola página y no hay interacciones.

Es decir, lo anterior se origina, cuando un usuario visita un contenido y lo abandona sin hacer click en ninguno de los elementos que se encuentran en la página. Para calcular esto, las herramientas dividen sesiones de una página por el total de sesiones del sitio en las que los usuarios han registrado un rebote. En Google Analytics, el tiempo de sesión se registra como como cero segundos, ya que no existe un segundo hit para calcular la duración.

¿Cuánto influye el tipo de página en el rebote?

Tasa de rebote en páginas webEl porcentaje de rebote no tiene la mejor fama. En muchos casos, indica que al usuario no le gustaron los contenidos, asociándose a un mal rendimiento de la web, aunque no siempre una alta tasa de rebote significa algo negativo.

Por ejemplo, en un sitio web en el que se deban seguir pasos para cumplir un objetivo, una alta tasa de rebote significará algo negativo, no así en una web que muestre un dato puntual, como los sitios que exhiben la temperatura actual.

Las one page son tipos de páginas en donde una elevada tasa de rebote es algo normal, ya que como los contenidos están alojados en una sola página, no harán click en ningún contenido. Es así como el tipo de página influye en el porcentaje de rebote. Estos son algunas secciones comunes de un sitio y su tasa esperable:

  • Blogs: Es donde los usuarios ingresan a leer artículos específicos, por lo general tienen altas tasas de rebote.
  • Páginas de empresas: Registran porcentajes bajos, puesto que muchos usuarios navegan allí para conocer la empresa.
  • Portada u Home: Lo ideal es que la tasa de rebote es baja. Esto, porque es ahí en donde se presentan todos los contenidos del sitio, invitando al usuario a navegarlos.
  • Landing Pages: Se enfocan en convencer al usuario a realizar una acción, por lo que si están bien optimizadas, deberían tener tasas bajas.

¿Cómo interpretar una tasa de rebote?

Para hacer una correcta evaluación de una tasa de rebote, se debe revisar el contexto. Al interpretar esto se deben considerar los objetivos y el contenido presentado para lograrlo. Después, debes considerar otras métricas para sacar conclusiones.

El seguimiento, eso sí, se debe hacer por sección, página o canal. Este tipo de estudio entregará información clara acerca del rendimiento y cómo poder mejorarlo. Estos son algunos de los análisis que se pueden realizar:

  • Observa la tasa de rebote de artículos junto con el tiempo de permanencia: Una alta tasa de rebote en un artículo con un tiempo de permanencia de cinco minutos, indicará que el usuario leyó el contenido y le pareció interesante. En cambio, si son 10 segundos se puede decir que la información no era lo que buscaba y se debe analizar si es necesario modificar las palabras clave.
  • Investiga si una alta tasa de rebote proviene de un canal o tráfico en particular: Si se originan, por ejemplo, desde redes sociales, puede ser que los mensajes compartidos, están creando expectativas incorrectas.
  • Revisa si es un problema general: En este caso, la alta tasa se puede deber a inconvenientes técnicos en la implementación del código de seguimiento o el rendimiento del sitio.
  • Si posees una one page, incluye etiquetas y configura su seguimiento para que la herramienta pueda distinguir las interacciones.

La tasa de rebote por sí sola, no dice mucho. Por esto es que las métricas en general deben ser analizadas en un contexto puntual y en conjunto con otros datos. Esta es la única forma en que se puede aportar real valor a la optimización de las estrategias.

Acerca del Autor