Memoria RAM, un sistema de alimentación ininterrumpida y copias de seguridad son vitales para proteger nuestra información. Conoce más ahora.

Algunas empresas tienen la opción de disponer de sus propios servidores web. Esto quiere decir, que no requieren de un servicio de hosting para tener alojada su página web o para realizar otro tipo de tareas. Con esto, debes saber que el equipo debe estar encendido 24/7 y tener el potencial suficiente para aguantar, ya que de otra forma tu página se caería y no estaría accesible.

Aunque se pueden tomar algunas medidas para mitigar estos problemas, como tener varios servidores en la red, las exigencias de hardware que requiere un servidor propio, tanto de Linux como de Windows, son mucho mayores que las de un ordenador normal. En Hostname te entregamos algunos consejos sobre lo que debe importarte.

Aspectos fundamentales de un servidor web

Memoria RAMHacer un servidor web no es una tarea sencilla ya que también según tus necesidades es que necesitarás más o menos potencia de hardware. Por lo mismo es que queremos exponerte los cinco elementos más vitales para crear un servidor web:

Ordenador para servidor: Los ordenadores para servidor suelen ser los más grandes físicamente que hay en la tienda. Se puede hacer un servidor con cualquier PC, pero no es recomendable si la torre no es la adecuada. Un aspecto esencial en el cual debes poner atención es en la refrigeración y los ventiladores. Fíjate que tengan una rejilla amplia, propia de un servidor para evitar el sobrecalentamiento de los equipos.

– Memoria RAM: Cuando los usuarios acceden a la página que tienes alojada en el servidor, se ejecutan scripts, se producen consultas SQL para bases de datos y otra serie de peticiones que consumen memoria RAM. Cuanta más memoria RAM haya, mejor será el rendimiento, ya que podrás ejecutar al mismo tiempo mayor número de acciones. El mínimo razonable es de 3GB.

– Microprocesador: No te vale un CPU normal de usuario. No es lo mismo abrir varias aplicaciones en un ordenador a velocidad aceptable que atender un gran número de consultas continuamente. Hace falta un disco configurado en raid para que haya más redundancia y tolerancia de datos. Así, necesitarás uno o varios procesadores multinúcleo que pueda atender peticiones de manera recurrente.

– SAI: Es preferible un SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpida) para conseguir redundancia de energía y prevenir así cómo puedan afectar los cortes de corriente eléctrica a tu página web.

– Sistemas de copias de seguridad: Todas las previsiones son pocas cuando se trata de guardar contenidos de terceros. Debemos tener un sistema de copias de seguridad o backups, que nos permita guardar de forma automática lo que haga falta. Un disco duro externo puede servirnos si no necesitamos demasiado espacio.

Estos son algunos elementos a los cuales debes prestar mucha atención si estás pensando en tener tus propios servidores y no contratar los servicios de hosting de un tercero. ¿Consideras otros elementos importantes?

 

Acerca del Autor