La seguridad informática es vital en la actualidad, para evitar casos de ataques informáticos. Descubre más sobre estas prácticas.

En un mundo cada vez más globalizado y en donde las Tecnologías de la Información se toman más aspectos de nuestra vida personal y profesional, es que también estamos más expuestos a sufrir algún ataque informático o cibernético. Pero, ¿qué significa eso?

Podríamos definir como un ataque informático a un intento por perjudicar o dañar un sistema informático o de red. El problema que surge con la propagación de virus informáticos puede ser considerable teniendo en cuenta que puede dañar o eliminar datos de los equipos e incluso puede ocupar el programa de correo electrónico para difundirse a otros equipos, llegando a –incluso- borrar todo el contenido existente en el disco duro.

Este tipo de ataques son originados por denominados grupos que se hacen llamar piratas informáticos, que suelen actuar en base a diversos motivos, como por ejemplo, para hacer daño, por espionaje, para ganar dinero, entre otras razones.

¿Cómo opera un ataque informático?

Virus InformáticoEste tipo de ataques se produce a raíz de alguna vulnerabilidad o debilidad en el software o en el hardware que son detectados por estos delincuentes, para obtener beneficios, que por lo general, es de índole económicos. Para esto causan un efecto negativo en la seguridad de los sistemas comprometidos, derivándose luego a los activos de la organización.

Dependiendo del ataque o del virus informático que nos afecte, se pueden provocar distintos daños entre los que se encuentran:

– Daños menores: Este tipo de virus borra algunos programas, por lo que sólo bastará con volver a instalarlos, ya que el daño hecho no es grave.

– Daños moderados: Esto se produce cuando un virus formatea un disco duro y mezcla los componentes del FAT o sobrescriba el disco duro. Si este es el caso, entonces se puede reinstalar el sistema operativo y utilizar el último backup, lo que debería tomar alrededor de una hora.

– Daños mayores: Algunos virus pueden pasar completamente desapercibidos y generar daños profundos, que ni siquiera pueden repararse con el backup.

– Daños severos: Este tipo de daño se da cuando un virus realiza cambios mínimos y que son progresivos. Con esto, el usuario no tiene mayor idea cuando los datos son correctos o han sido modificados.

Tipos de ataques informáticos

Existen varios tipos de ataques, con distintos orígenes, los cuales queremos repasar, para que a ti no te pase.

– Trashing: Esto ocurre cuando un usuario anota sus accesos en un papel y luego lo pierde o lo bota. Si bien parece algo inocente, es un motivo recurrente por el cual se producen ataques, así ten más cuidado.

– Monitorización: Este tipo de ataque se hace para observar a la víctima y su sistema y así sacar en limpio sus vulnerabilidades y posibles formas de acceso en el futuro.

– Ataques de autenticación: Tiene como objetivo engañar al sistema de la víctima para ingresar a éste. Habitualmente este engaño se realiza tomando las sesiones ya establecidas por la víctima y obteniendo su usuario y contraseña.

– Denial of Service: Los protocolos que existen actualmente fueron diseñados para ser elaborados en una comunidad abierta. La realidad nos indica que es más simple desorganizar el funcionamiento de un sistema que acceder. Por esto, los ataques de negación de servicio tiene como objetivo saturar los recursos de la víctima de tal forma que se inhabilita los servicios brindados por la misma.

Ahora que ya sabemos qué son los ataques informáticos, cómo se originan y las consecuencias de ello, es que es bueno que te prepares para que no sufras algún mal rato con un virus, que pueda comprometer tus accesos o información personal.

Acerca del Autor